publi

La publicidad ha sufrido en los últimos años una evolución más que notable. No solo la estructura del mensaje se ha visto alterada, sino que el medio, el soporte, también ha
cambiado y se ha diversificado hasta tomar muy distintas formas. Se impone, pues, un cambio en las estrategias de las empresas, que deben valorar y planificar sus acciones publicitarias en consecuencia. A los medios tradicionales, como la prensa o las vallas publicitarias, se unen otros como los derivados de internet y las nuevas tecnologías. Pero hay más: esta evolución ha ido aparejada a otra forma de entender la publicidad en sí misma: ya no basta con esperar a que el cliente acuda a nosotros, sino que somos nosotros los que debemos ir a buscarlo. Y es aquí donde podemos serte de utilidad.